No cabe duda que la caza y la pesca no son prácticas del agrado de todos, incluso hablar de la idoneidad de estos ejercicios para la conservación de un equilibrio ecológico parece absurdo por el hecho que implica sacrificar a un indeterminado número de animales.

Sin embargo está más que demostrado que es así, la mayor riqueza en cuanto a especies de fauna no solo cinegética, se encuentran siempre en terrenos privados de caza donde se lleva a cabo una gestión ejemplar, la abundancia de perdices, conejos, liebres, etc. facilita a su vez la existencia de predadores que viven de ellos.

Desde este prisma la serie “Fauna Salvaje” intenta constantemente mostrar la forma correcta de gestionar, de respetar la naturaleza, de conocer mejor nuestro entorno para así poder protegerlo y obtener los recursos deseados de él.

© 2012 Naturimatge, S.L.